Blogia
Música Con Criterio

CRÓNICA FESTIVAL MUÉVETE

 

Los zaragozanos estamos de enhorabuena. Las iniciativas de Muévete y La Frontera se están consolidando en nuestra ciudad como el mejor escaparate de la música alternativa, y nos están haciendo disfrutar de conciertos de mucha calidad por poco precio. Esta año, Muévete ha dado un paso más, y junto con La Lata de Bombillas ha creado un pequeño festival, dirigido a pequeños grupos españoles (y uno francés), con estilos muy distintos.

El evento se distribuyó en dos días. El viernes, Fantasma 3, Maga y Cat People; y el sábado, Lavodrama, Hushpuppies y Standard.

ALL YOU NEED IS POP

La primera jornada se presentaba con una temática muy pop, con Maga como mayor reclamo. Bien es sabido que en Zaragoza hay una gran cantidad de amantes del pop –lástima que sus gustos y miras no vayan mas allá-. Abrieron la noche a las 22.00, con aforo medio lleno, Fantasma 3, el súper grupo pop con miembros de Tachenko (Sergio Vinadé), La Habitación Roja (Pau Roca) y El Hombre Burbuja (Julio de La rosa). La actuación se movió entre el pop de melodías perfectas de Vinadé, y el pop más crudo de de la rosa, con resultados mas satisfactorios para éste último. Su traslado al directo ganó en contundencia, gracias al fichaje de un batería –en su disco no utilizan-. Un grupo que nos puede dar alegrías pero que de momento necesita mas rodaje.

El centro Cívico Laín Entralgo se llenó para recibir a los andaluces Maga. Con tres discos a sus espaldas han conseguido consolidarse en la escena estatal, superando sus muchos parecidos con Radiohead, y creando un estilo muy propio. El concierto comenzó de manera dubitativa, con demasiados fallos en la voz del cantante, pero a medida que avanzaba fue conquistando al público. Hasta llegar a una apoteósico final con “Agosto esquimal”, “Diecinueve” y “Pasó el cometa”.

Después de esto, espantada general. La parroquia pop no quiso dar una oportunidad a los gallegos Cat People. Ellos se lo perdieron. Con una imagen que recuerda a los primeros Echo & the Bunnymen, salieron a presentar su magnífico “Reel #1”, un disco nacido bajo la sombra de Joy División. El show fue impecable, con casi todos los temas de su debut ejecutado a la perfección. Destacando la profunda voz de su cantante, que le daba un tono aún mas oscuro, si cabe, a la música. Para ganarse de manera absoluta al público –y el público se entregó- recurrieron al “I wanna be adored” de los Stone Roses. Un grupo al que habrá que seguir muy de cerca para ver como evoluciona.

I LOVE ROCK ‘N’ ROLL

El rock fue la estrella del segundo día de festival. A priori, se esperaba una afluencia mayor de público, ya que era sábado, pero al final hubo menos aforo que el día anterior –Zaragoza es muy pop, que le vamos a hacer-.

Les tocó abrir a los ganadores del concurso Muévete del año pasado: Lavodrama. Como es habitual en ellos, dieron una sólida actuación, sin fisuras y contundente. Si bien es cierto, que no fue tan redonda como la de la final del concurso. Fue una lástima que el público fuese muy escaso a esa primera hora, y la mayoría no acabó de comulgar con su estilo hardcore. Si hubieran jugado en casa, otra cosa hubiera sido...

Los franceses Hushpuppies eran la gran incógnita de este evento. Su único aval era un más que correcto disco de rock garajero llamado “The Trap”. El show empezó con un teclista y 3 miembros solos en el escenario cantando a capella –como unos Backstreet Boys, pero enfundados en cuero-, algo que descolocó a casi todos los allí presentes. Pero después de esta introducción dieron paso al rock visceral, sudoroso y salvaje que todos esperábamos. Un cantante con un carisma desbordante condujo a su banda en un concierto que fue de más a todavía más. El listón no bajó en ningún momento, y poco les costó que el público cantase sus temas como si los conociesen de toda la vida. “We are gonna say yeah!!” se convirtió en su grito de guerra. El cantante, para celebrarlo, se dio un baño de masas, y fue paseado en brazos entre sus más acérrimos nuevos fans. Se despidieron, pero el respetable hubiese querido mucho más. Esperemos que vuelvan pronto.

Muy alto tenían el listón Standard para superar a sus amigos franceses. Les costó conectar con el público, en parte por culpa de un chulesco cantante –¡la hostia, eran de Bilbao!-, pero al final triunfaron. Respaldados por un tremendo muro rítmico, gracias a 2 baterías, nos ofrecieron un divertidísimo espectáculo que nos recordaba a los mejores Happy Mondays y a los Primal Scream más bailongos. A partir de sus tremendos hits “On the floor” y “Txusma remix” el recinto se convirtió en una gran fiesta, que incluso se alargó hasta el propio escenario, cuando unos cuantos espontáneos se animaron a subirse. El baile se alargó hasta la 1 de la madrugada, pero otra vez, los asistentes querían más. No pudo ser. Este centro cívico debe cerrar a esta hora.

A la salida, caras felices, y con la esperanza de que este pequeño festival vuelva a repetirse al año que viene. A esperar toca.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

4 comentarios

raulillo -

me gusta. se lee rápido y sin problemas. no sabía que zaragoza fuese pop, jeje.

como sugerencia, el lector medio no tiene ni idea de quién son estos tipos: podrías colocar un link con su página o con un tema sacado del emule para que nos hagamos una idea de cómo suenan.

xoxe -

me llamo espontaneo

the Jau one -

espero que sea mil veces mejor (por lo menos) que la del Heraldo.Bueno por lo menos tú estoy seguro que fuiste a la sala
:D

(esta noche hay una fiesta (fiesta))

capitanmosca -

Eso sólo son fotos! (aunque muy buenas). Y la crónica?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres